INTERIORISMO

Una buena distribución de los espacios establece dónde debe ir situado cada elemento y cómo tienen que iluminarse las zonas. Pensamos en todos los materiales que han de vestir los pavimentos, los techos y las paredes, y definimos cómo deben ser los baños y las cocinas. También precisamos cuáles tienen que ser los grifos, los sanitarios, los electrodomésticos, las carpinterías y todos los elementos que forman la base del proyecto.

El proyecto de interiorismo incluye un estudio sobre la situación del mobiliario y sus dimensiones, sin definir aún el modelo o la marca; de eso se ocupa el proyecto de decoración.

No hay mejor vivienda que la que se ha estudiado desde la base en un proyecto de interiorismo, perfecto y ajustado a las demandas del cliente, así se obtiene el resultado más óptimo.

PREPARADOS PARA EL INTERIORISMO QUE EL MERCADO ACTUAL REQUIERE